SOLUCIÓN LOW COST PARA TENER UNA PANTALLA TÁCTIL

SOLUCIÓN LOW COST PARA TENER UNA PANTALLA TÁCTIL

Las pantallas táctiles son herramientas indispensables en la actualidad. Gracias a ellas, muchos procesos, consultas y transacciones pueden realizarse en cuestión de segundos. Por ello,  siempre abundan en todos los sectores laborales. Sin embargo, dado que no son productos asequibles para todos los bolsillos, hoy te presentamos una solución low-cost para tener una pantalla táctil.

El panel marco táctil es esa alternativa ante las pantallas táctiles convencionales. Con estos puedes convertir cualquier pantalla en una pantalla táctil en cuestión de pocos minutos. La gran diferencia radica en su precio, puesto que mientras las pantallas convencionales cuestan elevadas sumas de dinero, el panel marco táctil presenta un monto más accesible.

¿Cómo funcionan? ¿Por qué son tan económicas? ¿Conviene adquirirlas antes que una pantalla táctil convencional? Son algunas de las preguntas que resolveremos a continuación. Esta puede ser la solución de bajo presupuesto que tanto has esperado, así que no te retires y descubre los detalles que te presentaremos a continuación.

¿Cómo funciona un panel marco táctil?

Los paneles marco táctiles presentan un funcionamiento sumamente sencillo. El mismo consiste en habilitar cualquier pantalla común con cualidades propias de las pantallas táctiles. Tal modificación se logra mediante un sistema de infrarrojo integrado que posee el marco.

Este marco se adapta a la pantalla que será transformada. Según su tamaño y las necesidades del usuario, se realiza una configuración especial en el panel marco táctil para que los movimientos que se efectúen en la pantalla generen acciones sobre los elementos reproducidos.

De este modo, se pueden mover elementos, dibujar, hacer click sobre cosas y en fin, todas las acciones que se desarrollan en una pantalla táctil común, sin que esta sea realmente una pantalla táctil adquirida de fábrica.

¿Por qué son tan económicas?

Si cumplen con la misma función que las pantallas táctiles ¿por qué son más económicas que aquellas? La respuesta puede ser sencilla y evidente, pero nunca está de más poner los puntos sobre las ies respecto a estas diferencias.

La principal causa está en la cantidad de materiales utilizados. Mientras que una pantalla táctil convencional es un producto íntegro y completo, los paneles marco táctiles son aditamentos, herramientas complementarias que deben ser usadas sobre una base (el televisor).

A esto hay que sumarle que las pantallas táctiles poseen un hardware altamente sofisticado y que son, en realidad, computadoras con forma de televisor. De hecho, podría decirse que las pantallas táctiles son tan potentes como una laptop común, pero que poseen una forma y funcionalidad distintiva.

¿Conviene adquirir un panel marco táctil?

Para finalizar este breve artículo, es muy válido hacerlo con la pregunta ¿Es conveniente adquirir este producto? Y la respuesta es sí, pero por supuesto, tal afirmación está sujeta a ciertas condiciones.

Siempre que las labores que requerimos realizar con nuestras pantallas táctiles no sean complicadas en extremo, puede decirse que conviene adquirir un panel marco táctil. Este permite casi las mismas funciones que una pantalla táctil común y su precio es considerablemente menor al de estas.

Esto se debe a las razones antes mencionadas y por ello, puede estar seguro que hace una inversión provechosa al momento de adquirirlas. No obstante, tampoco debe confiarse en exceso de esta ventaja, dado que en muchas oportunidades las pantallas táctiles tradicionales son una mejor opción en cuanto al potente sistema operativo con que vienen integradas.

 

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *